Los libros contables obligatorios son los establecidos por nuestro código de comercio, desde el punto de vista mercantil estos serían los libros que tiene que llevar la empresa.

Libro de Cuentas Anuales.

 

De carácter obligatorio, que se compone de:

  • Balance de Situación y cuenta de resultados de la sociedad al inicio y final del ejercicio.
  • Balances de sumas y saldos trimestrales.
  • Inventario de cierre de ejercicio.
  • Estado de flujos de efectivo. Se trata de un documento de tesorería donde se recogen todos los flujos de caja de efectivo, es decir, movimientos de cobros y pagos realizados por la entidad.
  • Estado de cambios en el Patrimonio Neto del ejercicio. Documento contable que recoge las fuentes de financiación e inversión realizadas por la empresa en el ejercicio.
  • Memoria: Es un documento que amplía la información facilitada en los anteriores documentos contables, sobre todo en la información que se recoge en el Balance de Situación y cuenta de Pérdidas y Ganancias.

Las cuentas anuales deben estar confeccionadas por los Administradores de la sociedades antes del 31 de marzo del siguiente año del ejercicio que representan.

Estas cuentas anuales deben ser aprobadas antes del 30 de junio del año siguiente a su confección por la Junta de socios de la empresa.

Las cuentas anuales una vez aprobadas deben ser depositadas en el Registro Mercantil.

Libro Diario

 

Hace referencia a las operaciones diarias que se plasman en la contabilidad, es decir, todos los hechos económicos que tienen un impacto en el patrimonio de la sociedad, clasificados por orden cronológico.

Este libro según la legislación mercantil, es de carácter obligatorio para las empresas. Es donde se recogen los famosos asientos contables.

Tanto el asiento inicial que refleja el patrimonio de la sociedad a inicio de Ejercicio.

Posteriormente a lo largo del ejercicio se reflejan las operaciones diarias, donde entrar a funcionar las cuentas de ingresos y gastos.

Y finalmente este libro se cierra con el asiento de cierre, que refleja cómo queda el patrimonio de la sociedad a final de ejercicio y el resultado que ha obtenido la sociedad.

Este libro hay que presentarlo en el Registro Mercantil, existe un plazo de 4 meses desde la fecha de cierre del ejercicio.

Libros contables voluntarios o no obligatorios.

 

Existen otros libros contables, que si bien no son obligatorios son muy importantes en la gestión diaria de la empresa. Por ejemplo el Libro Mayor.

Libro Mayor.

 

Engloba las distintas partidas patrimoniales o cuentas, reflejando los movimientos habidos en ellas, ya sean en el DEBE o HABER.

Este libro es de carácter no obligatorio aunque tiene una importancia enorme, siendo un instrumento básico a la hora de revisar cualquier contabilidad.

Las empresas tienen que llevar otros libros de carácter obligatorio pero no por razones contables, más bien para dar cumplimiento a sus obligaciones fiscales o societarias.

Libros fiscales obligatorios.

 

Las empresas que realicen operaciones con IVA, debe estar sujetos a los siguientes documentos:

Libro de facturas emitidas.

 

Se trata del libro donde se deben relacionar las facturas emitidas con repercusión del IVA correspondiente.

En particular este libro debe contener fecha, número, razón social del cliente, CIF, base imponible, tipo o porcentaje del IVA y la cuota de este impuesto.

Libro de facturas recibidas.

 

Es exactamente igual que el anterior, si bien en este caso es para las compras e inversiones que realiza la sociedad.

Los datos a consignar son los mismos que en el libro anterior.

Libro de bienes de inversión.

 

Libro que deben llevar aquellas empresas sujetas al sistema de prorrata deI IVA por la adquisición de bienes de inversión que realicen.

Libro de operaciones intracomunitarias.

 

En este libro se recogen las operaciones de carácter intracomunitario que realice una sociedad con residencia española con otras sociedades residentes en otros estados de la Unión Europea.

Libros obligatorios de carácter mercantil.

 

Junto con los libros contables oficiales que hemos visto anteriormente, las sociedades deben llevar los siguientes libros para socios y administradores.

Libro de actas.

 

Se recogen los acuerdos tomados en las Juntas Generales de Socios o Accionistas.

En el libro se recoge los asuntos tratados en el orden del día, los asientes, votaciones realizas y que tipo de acuerdos se han decidido tomar.

Libro de registro de socios, de la sociedad o de acciones.

 

Se trata de un libro donde se registran las personas que forman parte del capital social de la entidad, concretamente los que ostentan la propiedad y tenencia de las participaciones sociales o acciones.

Mas Temas para aprender Contabilidad Gratis

Utilizamos cookies propias y de terceros compartiendo información para mejorar nuestros servicios, analizar el tráfico, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y funciones de redes sociales. Si acepta o continua navegando entendemos que acepta su uso
Más información De acuerdo